Homeschooling

Autor: Martín Varela, subdirector de la Fundación Trilema

Aprender en casa - Homeschooling

Hay que volver a la escuela. En cuanto podamos y las condiciones de seguridad lo permitan. Pero sin duda, sin demora, sin dejar de hacer cada uno de los que estamos implicados en el sistema educativo lo que podamos y como podamos.

A caballo entre el cuestionamiento de la escuela y los intereses de unos y otros, se ha hablado con mayor intensidad estas semanas del homeschooling. Florecen decenas de artículos y referencias para mezclar un poco todo y dar algunas pistas para trabajar o enseñar mejor desde casa.

En la Fundación ya hicimos una incursión en este mundo en nuestra segunda película sobre La Buena Educación.

La otra educación Homeschooling

Imagen de la película “La otra educación”

Sin entrar ahora en un debate más profundo o con más matices, nunca he tenido duda de que no puede ser alternativa generalizada a la escuela. Quizás porque nunca he considerado “míos” ni a mis hijos ni a mis alumnos. Quizás porque tengo claro que educar en libertad es ver más allá de mis propios ojos y abrirles a los diferentes, abrirles al otro. Y no desde la teoría, sino desde el encuentro personal que derriba barreras, descubre matices profundos y te configura como persona más allá de ti mismo.

Por ello, y a pesar de haber acuñado este nombre para una de las herramientas que hemos descubierto más útiles en la nueva #MejorNormalidad, es necesario aclarar bien el enfoque considerado.

Casi por casualidad, y por la petición expresa de las familias de tratar de no dejar “sin su conexión diaria” con el cole en el tiempo de Semana Santa, creamos entre profes voluntarios y formadores lo que llamamos “Acampa en Casa”. Una serie de actividades monitorizadas vía online para divertirse y aprender en casa en un “campamento virtual”.

La experiencia inmejorable, con más de 500 alumnos implicados, nos abrió al perfeccionamiento de las actividades, la mejora de la organización y la construcción de un sistema de acompañamiento sencillo y flexible. Estas mejoras han hecho ahora del mismo un programa educativo eficaz, con entidad en sí mismo. Es la experiencia que disfrutan en estos días otros centenares de niños de infantil y primaria bajo el paraguas de acuerdos con entidades como Save the Children o Danone.

Lo que estamos viviendo gracias a este especial Homeschooling, nos da un punto de apoyo diferente a cómo podemos afrontar periodos híbridos futuros en la escuela.

Claves mínimas y fáciles para niños y familia, conexión corta, apoyo en foro y consultas cuando sea necesario, flexibilidad en el modo de abordar y comunicar los resultados de los aprendizajes… Una manera diferente y eficaz de estar cerca, apoyar y estimular querer aprender, motivar a la profundización en la investigación, alimentar la curiosidad y poner en marcha aprendizajes competenciales excelentes.

Esta es parte de la evaluación cualitativa y comentarios de un profesor a uno de estos alumnos en días pasados. El alumno en cuestión mostraba esta nota a familia y amigos con orgullo expresando que “eso vale más que cualquier nota”:

Xxxxxx:

Estoy cerrando las calificaciones de vuestro grupo y quiero añadir algunos comentarios sobre cuestiones pendientes.

A ti quiero felicitarte por tu nivel como alumno más allá de la nota. Si hubiese una matrícula de honor moral o de competencias personales, sería indudablemente para ti. Absolutamente genial los comentarios que realizas, la capacidad de integración y la habilidad para dar tu opinión de manera respetuosa.

En estos años dando clases he visto a pocos con las aptitudes que tienes. Llegarás a ser lo que quieras ser. ¡A por todas!

Nuevas formas de descubrir a nuestros alumnos, nuevas formas de aprender, nuevos caminos a emprender en comunicación y trabajo conjunto familia-escuela. Un homeschooling diferente. Es el Homeschooling Trilema.