La humildad y la fortaleza del docente

Autor: Martín Varela, subdirector de la Fundación Trilema.

Tuvimos la semana pasada nuestro último webinar del curso. Presentamos la herramienta digital para el apoyo al Desarrollo Profesional Docente. En nuestra web,  eporfolio.com , puedes encontrar toda la información sobre el mismo.

El porfolio descansa sobre la autoevaluación de la práctica profesional y sobre un terreno de juego que debe ser compartido y conocido por los profesores. En muchos sistemas educativos ese marco de referencia son los llamados estándares de desarrollo docente. Habituales en nuestras formaciones para promover la reflexión de profesorado, no acaban de aterrizar en nuestro país. Tampoco una propuesta más amplia de carrera profesional docente (*).

Aparentemente no estamos en el mejor momento para abrir de nuevo el debate sobre la carrera profesional y la mejora continua del profesorado. Sin embargo, hemos vivido un tiempo excepcional que ha puesto de manifiesto la capacidad de adaptación y aprendizaje de muchos docentes, esa ‘fortaleza del docente’. Cuando las circunstancias lo requieren, todo es posible. Incluso mejorar en competencias profesionales que ni imaginábamos adquiriríamos en tan corto período de tiempo. ¿Qué ha ocurrido para que sea posible? Destacaría tres aspectos importantes de los que poder aprender para el futuro-presente. Todos necesarios para situar bien la evaluación y acompañamiento en la mejora del desempeño docente.

1.- La “piscina”, o los escenarios de posibilidad.

Necesitamos tirarnos a la piscina para aprender a nadar. La necesidad ha hecho que muchos profesores hayan crecido en su competencia digital. Para mejorar necesitamos reflexionar sobre la práctica real de aula.

¿Qué situaciones podemos propiciar en los centros para que los profesores, sí o sí, puedan avanzar en sus competencias profesionales? Además de la formación, ¿cómo nos podemos organizar para poner en marcha nuevas prácticas? Hablamos de generar tensión positiva de mejora continua; proponiéndonos desafíos y nuevas metas como equipo docente, o escuela que aprende continuamente.

2.- La humildad como virtud. Alejada tanto de la soberbia como de la mediocridad o la pusilanimidad.

La mejor versión de uno mismo aparece, en ocasiones, cuando tras asomarnos a nuestra vulnerabilidad, nos abrimos a reconocer nuestras limitaciones y a pedir la ayuda que necesitamos para aprender. Atrás quedó el “yo lo sé todo”. Y hoy no podemos sostener como profesionales no saber dar razón de por qué hacemos lo que hacemos en el aula. Los avances en pedagogía sostenidos por lo que vamos conociendo del funcionamiento del cerebro durante el aprendizaje deben ser también hoja de ruta de un profesional de la enseñanza.

¿Cómo podemos crear una cultura de compartir necesidades y reflexiones sin esperar a situaciones especiales o a que surja de manera espontánea del profesor? ¿Qué posibilidades tenemos de observarnos trabajando, enseñar juntos, programar en equipo…? En estos casos, a veces, menos es más. Por pocas ocasiones que podamos propiciar que ocurran estos encuentros, siempre sumará.

3.- La centralidad en los alumnos: La mejora continua de sus aprendizajes y el derecho a recibir la mejor educación posible cada día.

Este es el gran pilar sobre el que pivota nuestra mejora profesional. También el que sostiene la reflexión propuesta en el porfolio desde los estándares docentes. Si podemos aportar evidencias de que nuestros alumnos mejoran, estamos mostrando que avanzamos como profesores.

Esta es nuestra razón de ser, la ‘fortaleza del docente’, nuestros “porqués” en tiempos ciertos e inciertos. Porque ellos/ellas nos importan…


(*) Para conocer algunos marcos de reflexión sobre carrera profesional y estándares docentes:

Pellicer, Marina, Manso 2015. Libro Blanco de la Profesión docente. https://drive.google.com/file/d/0B3xLa2BsmATCMG8xbjZqbUE2N1E/view

Comisión Europea (2013). Supporting teacher competence development for better learning outcomes. (https://ec.europa.eu/assets/eac/education/policy/school/doc/teachercomp_en.pdf).

UNESCO 2015. Guía para el desarrollo de políticas docentes.(https://unesdoc.unesco.org/ark:/48223/pf0000235272_spa).

Herramientas para la enseñanza online

Autor: Javier Fernández Valenzuela (Profesor Educación Primaria Trilema Avenida de América)

Herramientas para la enseñanza online

Siempre hay que sacar el lado positivo a todo. Más, si cabe, en estos tiempos tan extraños y difíciles que nos está tocando vivir. 

En el área de educación hemos tenido que dejar de lado el contacto social, tan importante en el proceso educativo, y centrarnos en las clases telemáticas. Esto ha hecho que debamos avanzar y aprender a pasos agigantados, tanto alumnos como profesores, en cuanto a las tecnologías (TIC, TAC y la amplia variedad de aplicaciones educativas). 

Hablando con compañeros y compañeras docentes y pedagogos/as, en general este peculiar curso se ha calificado con buenas “notas” y de manera muy positiva gracias al esfuerzo que se ha hecho por parte de toda la comunidad educativa. 

Así, hemos conseguido estar conectados con nuestro alumnado día a día y hemos podido acompañarles en este aprendizaje a través de video-llamadas (por Hangout, Zoom, Skype), correos, mensajes instantáneos, plataformas educativas y un largo etcétera.

Desde mi experiencia, creo que esta época nos ha ayudado a los profesores/as a conocernos más, a nosotros mismos como personas y a nuestro “perfil docente”. Hemos aprendido que no solo hay una forma de enseñar o una metodología perfecta, sino que contamos con un gran abanico para poder comunicarnos y contribuir al aprendizaje de nuestros alumnos, gracias al maravilloso mundo de las TIC.

¿Quién no ha estado tardes y tardes trasteando el mundo Google, app educativas o aplicaciones de video-llamadas? Gracias a ello hemos descubierto Classroom, Kahoot, Socrative, Genially, Liveworksheet, Classdojo, Cerebrity Edu, Eduzland, Smartick…. 

Está claro que estas herramientas ya se utilizaban. Sin embargo, la situación actual ha hecho que sean nuestro principal vehículo en el proceso educativo, haciendo que las conozcamos a fondo, sepamos utilizarlas de manera más eficiente y que además hayamos descubierto las mil y una funciones que tiene cada una.

Hoy me quiero centrar en una de las herramientas tecnológicas que más impacto ha tenido en mí, pues considero que tiene dos aspectos muy positivos:

  • Por un lado, el alumnado se encuentra con una pagina web que tiene una impresionante facilidad de manejabilidad y variedad de actividades que puede encontrar en ella. A través de las TIC el alumno/a se siente muy motivado para realizar actividades y tareas que en el día a día en aula puede llegar aburrirles. Además, al terminar la tarea, les proporciona un feedback al instante con el que el alumno sabe qué ha acertado o fallado, permitiéndoles una autoevaluación y añadiendo el aliciente de la puntuación, que siempre motiva. 
  • Por otro lado, el profesorado tiene infinidad de “actividades tipo” desde las que poder crear todo tipo de ejercicios, actividades y tareas: así, los docentes podemos usar nuestros propios audios para crear dictados, ejercicios de enlazar, relacionar, clasificar, rellenar, etc…
  • Por último, se hace necesario  destacar la sencillez que tiene para que los  profesores/as  realicemos  feedback instantáneo a los alumnos cuando terminan los ejercicios.

 Liveworksheets es una herramienta on-line que permite transformar las tradicionales fichas imprimibles (doc, docx, pdf, jpg o png) en fichas interactivas, es decir, ejercicios interactivos autocorregibles.

Los alumnos pueden completar estas fichas online y enviar sus respuestas. Esto le ahorra tiempo de corrección al profesor y beneficia al medio ambiente pues se ahorra papel.

Las fichas interactivas pueden incluir actividades con sonidos, videos, arrastrar y soltar, unir con flechas, selección múltiple… e incluso ejercicios hablados, que los alumnos tienen que completar usando el micrófono.

En ese tutorial podréis conocer de manera más profunda esta herramienta educativa:

Blended Learning: herramientas para facilitarlo

Autor: Javier González Díaz (Profesor Trilema La Pobla Llarga)

Blended learning

La verdad es que esta nueva situación ante la cuál nosotros, los profesores, estamos haciendo frente, ha hecho que agudicemos el ingenio. Estamos en constante búsqueda de aplicaciones que puedan hacernos la vida mucho más fácil tanto a nosotros como maestros, como a nuestros alumnos.

Así empezó mi búsqueda de herramientas digitales que permitieran que el “Blended Learning” de nuestros alumnos fuera lo más efectivo posible.

¿Y qué es esto de blended learning? Pues no deja de ser una metodología de “aprendizaje mixto”, que ahora mismo ya nos resulta muy familiar (aunque probablemente no hayamos oído hablar de ella) y que deberemos de usar, dominar, empoderar…desde el principio del siguiente curso.

En este tipo de trabajo, hay tres momentos diferenciados: contenidos antes de la sesión en casa, actividades a realizar en el aula, y tareas a realizar tras la sesión fuera del centro. Hay dos espacios de trabajo fuera del aula, en los que el primero consiste en un trabajo de contenidos por parte del alumno usando muchos recursos de todo tipo.

Y ya me imagino que aquí ya todos estaréis pensando en los videos sólo, como si esa fuera la única manera en la que podemos transmitir conceptos a nuestros alumnos si no nos encontramos con ellos de manera presencial. Parece que hemos desdeñado el texto, o que lo hemos relegado a un segundo o tercer lugar por la aparición de videos y podcast de calidad. Pero, ¿cómo hacer que nuestros alumnos sean capaces de tener una idea general de artículos, apuntes, webs…y que nosotros a la vez podamos tener la certeza de que han realizado ese trabajo de manera eficaz?

En ese “buceo” que todos hacemos por la web, he descubierto una aplicación que hará que nuestros pdf’s, webs o textos en general, sean mucho más interactivos para nuestros alumnos y sobre todo, mucho más atractivos. Porque esto es importante, ¿verdad?

Esa aplicación es activelylearn, que nos permite cargar diferentes formatos de texto y enriquecerlos a través de notas, preguntas abiertas (muy importantes en el blended learning para asegurarnos la comprensión) o de elección múltiple. Se pueden relacionar nuevos contenidos con los existentes, e incluso los alumnos pueden interaccionar entre ellos. 

No deja de ser un descubrimiento que puede ayudarnos a hacer el blended learning mucho más efectivo. Debemos darnos cuenta que este tipo de aplicaciones pueden ser de mucha ayuda, sobre todo ante este futuro incierto de semipresencialidad que se deja entrever.

El trabajo en el aula será más escaso, con lo que deberemos usar ese “espacio grupal” para trabajar los niveles altos de la “Taxonomía de Bloom” y dar mucho feedback. Aprovecharemos ese momento para incidir más en tareas de aplicación y análisis, a través de los contenidos trabajados previamente en el “espacio individual” del alumno en su casa.

Y una vez hemos terminado la tarea en ese “espacio grupal”, trabajaríamos en casa de nuevo, ya sea de manera individual o grupal. Al tener el trabajo alojado en plataformas tipo Google Classroom, podemos dejar que el alumno trabaje a su ritmo, con lo que habría una personalización total del aprendizaje. ¿Suena bien verdad?

No negaremos que para realizar esto nuestros alumnos deben estar entrenados, pero viendo cómo se están adaptando nuestros estudiantes de Primaria a la situación actual, ¿por qué no? Ahora sí, busquemos recursos que realmente nos faciliten esta tarea de la manera más funcional y eficiente posible. ¿Y qué mejor manera que activelylearn?

Herramientas para el emprendimiento del aula

Autor: Redacción Trilema.

Libro gratuito Pedagogías Ágiles para el Emprendimiento de Carmen Pellicer y María Batet. Recursos didácticos para la función educativa.

Conceptos vinculados al emprendimiento y a las estrategias empresariales, aportan hoy en día una interesante dimensión al sector educativo. Hablamos de diferentes técnicas como el management, la innovación, la autonomía personal, el liderazgo y otras habilidades directivas. Sin duda, representan nuevos recursos pedagógicos, mucho más ágiles y con capacidad de adaptarse a momentos de incertidumbre. Estas competencias emergentes, han servido de inspiración a Carmen Pellicer y a María Batet, para redactar el libro Pedagogías Ágiles para el Emprendimiento”.

 

Cuaderno PAE, herramientas y técnicas pedagógicas de apoyo

 

En este Cuaderno PAE, sus autoras desarrollan, de una forma clara y muy visual, diferentes herramientas y técnicas pedagógicas de apoyo para el ámbito escolar. Como resultado, presentan una serie de recursos pedagógicos testados para la tarea docente. El fin es el de ayudar a directores de escuelas y a profesores, a organizar y dinamizar sus aulas de un modo óptimo.

Algunas de estas herramientas y técnicas pedagógicas son tendencia ya en educación. Como puede ser el caso del Trabajo por Proyectos, Design Thinking, DAFO, StoryBoard, KANBAN, SCRUM o Elevator Pitch. Otras, menos populares que son igual de efectivas. Por ejemplo, Smoke Test, Estrella de Mar, Mad Sad Glad. Cabe destacar también de todas ellas, que se pueden aplicar a cualquier contenido de aula. Su implementación permite conocer las claves del aprendizaje a través de la confianza, la adaptación al cambio, el trabajo en equipo o incluso desde el error, entre otros aspectos pedagógicos.

Fundación Princesa Girona, en colaboración con Aula Planeta, pone al alcance de todos el Cuaderno PAE. Ya puedes disponer de este significativo documento de apoyo, a la ardua y apasionante función educativa en los nuevos tiempos.

“Cuando fortalecemos el talento emprendedor de los niños y los jóvenes potenciamos su creatividad; su disposición positiva para la innovación y el cambio; su confianza en sí mismos; su motivación para el éxito”. (Preámbulo Cuaderno PAE. Francisco Belil, Presidente de la Fundación Princesa Girona.)

Descarga aquí gratis el libro “Pedagogías Ágiles para el Emprendimiento”.