Autor: Javier González Díaz (Profesor Trilema La Pobla Llarga)

Blended learning

La verdad es que esta nueva situación ante la cuál nosotros, los profesores, estamos haciendo frente, ha hecho que agudicemos el ingenio. Estamos en constante búsqueda de aplicaciones que puedan hacernos la vida mucho más fácil tanto a nosotros como maestros, como a nuestros alumnos.

Así empezó mi búsqueda de herramientas digitales que permitieran que el “Blended Learning” de nuestros alumnos fuera lo más efectivo posible.

¿Y qué es esto de blended learning? Pues no deja de ser una metodología de “aprendizaje mixto”, que ahora mismo ya nos resulta muy familiar (aunque probablemente no hayamos oído hablar de ella) y que deberemos de usar, dominar, empoderar…desde el principio del siguiente curso.

En este tipo de trabajo, hay tres momentos diferenciados: contenidos antes de la sesión en casa, actividades a realizar en el aula, y tareas a realizar tras la sesión fuera del centro. Hay dos espacios de trabajo fuera del aula, en los que el primero consiste en un trabajo de contenidos por parte del alumno usando muchos recursos de todo tipo.

Y ya me imagino que aquí ya todos estaréis pensando en los videos sólo, como si esa fuera la única manera en la que podemos transmitir conceptos a nuestros alumnos si no nos encontramos con ellos de manera presencial. Parece que hemos desdeñado el texto, o que lo hemos relegado a un segundo o tercer lugar por la aparición de videos y podcast de calidad. Pero, ¿cómo hacer que nuestros alumnos sean capaces de tener una idea general de artículos, apuntes, webs…y que nosotros a la vez podamos tener la certeza de que han realizado ese trabajo de manera eficaz?

En ese “buceo” que todos hacemos por la web, he descubierto una aplicación que hará que nuestros pdf’s, webs o textos en general, sean mucho más interactivos para nuestros alumnos y sobre todo, mucho más atractivos. Porque esto es importante, ¿verdad?

Esa aplicación es activelylearn, que nos permite cargar diferentes formatos de texto y enriquecerlos a través de notas, preguntas abiertas (muy importantes en el blended learning para asegurarnos la comprensión) o de elección múltiple. Se pueden relacionar nuevos contenidos con los existentes, e incluso los alumnos pueden interaccionar entre ellos. 

No deja de ser un descubrimiento que puede ayudarnos a hacer el blended learning mucho más efectivo. Debemos darnos cuenta que este tipo de aplicaciones pueden ser de mucha ayuda, sobre todo ante este futuro incierto de semipresencialidad que se deja entrever.

El trabajo en el aula será más escaso, con lo que deberemos usar ese “espacio grupal” para trabajar los niveles altos de la “Taxonomía de Bloom” y dar mucho feedback. Aprovecharemos ese momento para incidir más en tareas de aplicación y análisis, a través de los contenidos trabajados previamente en el “espacio individual” del alumno en su casa.

Y una vez hemos terminado la tarea en ese “espacio grupal”, trabajaríamos en casa de nuevo, ya sea de manera individual o grupal. Al tener el trabajo alojado en plataformas tipo Google Classroom, podemos dejar que el alumno trabaje a su ritmo, con lo que habría una personalización total del aprendizaje. ¿Suena bien verdad?

No negaremos que para realizar esto nuestros alumnos deben estar entrenados, pero viendo cómo se están adaptando nuestros estudiantes de Primaria a la situación actual, ¿por qué no? Ahora sí, busquemos recursos que realmente nos faciliten esta tarea de la manera más funcional y eficiente posible. ¿Y qué mejor manera que activelylearn?